Fue en Italia donde se desarrolló a mediados del siglo XV el Renacimiento tal y como lo entendemos, un movimientos cultural, social y económico que estableció en Europa las bases del humanismo y el cientifísmo como lo entendemos. Este hito que marcaba la división entre la Edad Media y los tiempos modernos, estuvo influenciado por el Humanismo y la Reforma civil y social, base de nuestra cultura moderna occidental. Unaépoca en la que además no se dejo de mirar al pasado, se establecía la necesidad de soportar un nuevo modelo en una base histórica, donde la reflexión del mundo clásico Grecia y Roma, se establecían como ejes cardinales del relato. Nació un mayor interés por la literatura clásica, la arquitectura, la escultura, la pintura, la música y la arqueología, desde un prisma heredado pero diferentes desde concepciones estéticas y artisticas, se inauguraba nuestra Era Moderna.

El centro neurálgico del primer Renacimiento se sitúa en Florencia, fundada según G. Vasari por los romanos en el año 59 a.C.. De ella se decía ser la orgullosa  “heredera de la gloriosa Roma”, como expresaba el canciller Coluccio Salutati en 1377. El cronista Filippo Villani hablaba de “la hija y la esencia misma de Roma.

La gran peste de 1348 redujo su población a 1/4 parte, pero Florencia se recuperó lentamente, siendo una de las ciudades más importantes de Europa. Organizada en poderosas corporaciones, formaba una república oligárquica mercantil, que amenazó a Nápoles, y a Milán especialmente, esta última encontrándose por aquel entonces en manos de los Visconti. La riqueza de esta ciudad-estado se basaba en la banca y en la fabricación y comercio de lana y seda. A partir de 1422, la fabricación de brocados mezclando hilos de seda y de oro, permitió a los tejidos florentinos competir con las sedas orientales e invadir el mercado europeo. En esta Gloriosa Florencia nació Fra Angelico ( 1395/1400 – 1455), responsable de los primeros grandes logros artísticos alcanzados en la ciudad en esta época, junto a los pintores Massaccio, Masolino, Uccello y Filippo Lippi, los escultores Ghiberti, Donatello y Nanni di Banco, y el arquitecto Brunelleschi.

Habla de Fra Angelico es recordar y admirar necesariamente su obra maestra "La Anunciación", una de sus obra más emblematicas y conocidas, que hace algo más de una año se sometió a una metódica restauración. Con ella tal y como nos explican en el video, se rescata la obra origianal del maestro, eliminando retoques y añadidos posteriores.

UN POCO DE HISTORIA, A DISFRUTAR!!

Comentarios (0)