Colección LEONARDO. Animales de Meheut. Nº 38

    Colección LEONARDO. Animales de Meheut. Nº 38

    13838
    8,58 €

    Colección LEONARDO. Animales de Meheut. Nº 38. Esta revista pretende acercar al lector a la representacion de animales de diferentes especie salvaje, desde el dibujo y las versiones del dibujante Monsieur Mathurin Méheut.

    Descripción

    Sobre Meheut. A partir de 1905 inicio su colaboración con la revista “Art et decoration”, para la cual preparó un gran número de dibujos de animales y plantas (publicados más tarde en dos obras: Estudios de animales y Enciclopedia artística y documental de las plantas), demostrando una capacidad de trabajo inagotable y un gran entusiasmo.

    Fue precisamente el amor por los animales y por la naturaleza en general, que en él se unía a un espíritu de observación excepcional, el que le llevó a permanecer dos años (1910-1912) en el Laboratorio marítimo del Instituto bilógico de Roscoff, fundado por el zoólogo Lacare-Duthiers. Allí, gracias a la exploración de las cosas, a las excursiones en barca, a las modernas instalaciones y sobre todo a la insustituible asistencia de Yves Delage (1854—1920), director del Instituto, pudo observar el ambiente marino y sus habitantes, mas con el escrúpulo del biólogo que con la atención del pintor. Además, su larga permanencia le permitió conocer este mundo en todas las estaciones y en todas las condiciones atmosféricas: con el mar en calma o movido, con el sol o con la lluvia.

    Las numerosas acuarelas y dibujos de este periodo de estudio formaron un volumen titulado El mar y constituyeron la ocasión para una exposición en el Museo de las Artes decorativas de Paris, en el pabellón de Marsan. Inaugurada en noviembre de 1913, la exposición obtuvo un éxito indudable, a raíz del cual el Consejo superior de la Universidad de París le asigno la beca de estudios instituida por el mecenas A. Kahn, normalmente reservada a profesores universitarios, científicos y literatos para un viaje alrededor del mundo.

    Para Méheut, que deseaba ilustrar El libro de la selva de Rudyard Kipling pero era demasiado concienzudo para hacerlo sin antes haber estudiado las fieras en libertad, en su ambiente natural, esta era una oportunidad estupenda. Desgraciadamente, tras las etapas de Nueva York, Honolulu, Nara, Kioto y Miyajima, tuvo que interrumpir su viaje por el Japón a causa de la guerra.

    Regresó a Francia y le alistaron en infantería, en el frente de la región de Arras. En 1916 le trasladaron al Servicio topográfico del Estado Mayor de la Primera Armada, con el cargo de realizar mapas del territorio a partir de fotos aéreas.

    Al finalizar el conflicto, enseñó en las escuelas de Boulle y Estienne, y fue nombrado pintor oficial de la Marina.

    En 1922 expuso por segunda vez en el Museo de Artes decorativas de Paris, renovando el éxito precedente. En el intervalo entre las dos guerras mundiales, Méheut diversificó sus actividades probando técnicas nuevas.

    Ya desde 1910 había empezado a colaborar con una  fábrica de mayólicas, la Henriot de Quimpe, donde en 1938 llegó a  desempeñar en realidad casi el cargo de director artístico. Se dedicó también a la cerámica: en 1925, participando en la Exposición Internacional de Artes decorativas e industriales de Paris junto con la Manufactura de Sèvres, consiguió  el Grand Prix de cerámica. Su colaboración laboral con este famoso taller duró unos diez años, durante los cuales Méheut se encargó de la producción de distintas piezas, realizadas según sus bocetos y creó personalmente piezas únicas.

    Participó en la Exposición colonial de 1932 y en la Exposición Internacional de París de 1937.

    Se dedicó también a la realización de cartones para tapices y, en calidad de decorador, a las grandes decoraciones murales: para unos quince paquebotes de importantes compañías marítimas, para el auditorio Heinz Building de Pittsburg (EE.UU.) en 1930, para el pabellón de Bretaña durante la Exposición Internacional de 1937 y para el Instituto de Geolgoia de Rennes de 1946.

    En cuanto a la actividad editorial, además e publicar para el editor Lévy los Estudios de la selva (1927), ilustró una gran cantidad de libros, obras científicas y novelas, en gran parte relativas a Bretaña. Recordamos Mon Frère Yves (1928) y Pêcheurs d’Islande (1936) de Pierre Loti, Raboliot (1928) de Maurice Genovoix y Regarde (1929) de Colette.

    Siendo ya pintor oficial de la Marina y pintor honorario del Arma, en 1956, tras la segunda guerra mundial, Méheut fue reconocido como miembro de la Academia de Marina.

    Murió en París el 22 de febrero de 1958.

    Detalles del producto

    Product added to wishlist